La bicicleta, el transporte más eficiente para las ciudades ecoresponsables

La imagen de calles llenas de ciclistas asociadas ha dejado de ser patrimonio de las pequeñas ciudades del norte de Europa y son cada vez más los ciudadanos españoles que han dejado a un lado la movilidad en coche y se han pasado a las ruedas. No es para menos: las bicicletas son seguras, rápidas y no contaminan; además, no provocan atascos ni tienen problemas para aparcar. Asimismo, gracias al aumento de las vías para ciclistas y los carriles bicis en grandes ciudades como Barcelona o Madrid, conocidas ciudades que están fomentando la ecorresponsabilidad, el transporte en bicicleta es aún más sencillo.

La electricidad que nos mueve

Una de las formas más rápidas – y seguras – de viajar por la ciudad con una bicicleta es hacerlo con su modalidad de tracción eléctrica. Las bicicletas eléctricas alcanzan unas velocidades superiores con más facilidad que una de tracción manual, por lo que se integran aún mejor en el tráfico urbano y te ayudan a llegar más fácilmente a tu destino. Además, son ecológicas ya que no producen ninguna emisión a la atmósfera.Su gasto energético es, en cualquier caso, óptimo, por lo que la factura energética no subirá en absoluto. Lo que sí es conveniente, en cualquier caso, es revisar las tarifas de las principales compañías de luz para ver si tu contrato actual se adapta a tus nuevas necesidades. Esto implica no tanto buscar cuáles son las compañías de luz más baratas sino qué compañías de luz eléctrica son las que van a permitir pagar menos según mis necesidades habituales.

En el caso de una bicicleta eléctrica, lo más habitual es que el consumo eléctrico – la recarga – se efectúe durante la noche. En este sentido, lo habitual es contratar la luz con una tarifa lo más económica posible para que puedas ahorrar en tu factura eléctrica según tu consumo habitual. Si sueles recargar la bicicleta por la noche tal vez te interese una tarifa con discriminación horaria, con un coste por kWh durante las horas nocturnas. Todas las comercializadoras disponen de varias en esta modalidad; si no sabes cuál elegir, puedes utilizar un comparador de luz para que así consigas contratar tu energía a los mejores precios. Una vez que ya tengas activada dicha tarifa de luz, el gasto eléctrico de la bicicleta será el menos posible.

Ventajas de la bicicleta

El poco gasto energético se une a una serie de ventajas que hacen de la bicicleta un transporte según un informe publicado por la Diputación Foral de Bizkaia. Las más destacadas son las siguientes:

  • Las bicicletas eléctricas de pedaleo asistido cuentan actualmente con capacidad de autonomía de unos 15 km, lo cual es más que suficientemente si tenemos en cuenta que la distancia de media que suelen hacer los coches en las ciudades es de 5 km al día.
  • Junto al suburbano, es de los medios de transporte en los que es más fácil predecir el tiempo de duración del viaje ya que no sufren los atascos.
  • El mantenimiento de una bicicleta tiene unos coste 40 veces menor al de un vehículo privado; además, puede combinarse perfectamente con el transporte público. De hecho, son muchos los transportes públicos españoles en los que, a determinadas horas, los viajeros pueden viajar con su bicicleta.
  • El uso de la bicicleta no provoca emisión alguna a la atmósfera; asimismo, puedes aparcarla en cualquier lado y usarla a cualquier hora del día. Además, pueden pasar por cualquier zona de prioridad residencial y de altas emisiones siempre que quieran ya que no tienen restringido en ningún caso.

Sin duda, todo son ventajas para la bicicleta. Y tú, ¿te atreves a pasarte a la movilidad sostenible?

Leave A Comment

Uso de cookies

Nuestro sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Si continúas navegando está dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies